El camino de Angi

Abel Santos

Y no sé hacer el final
de este diario en verso, de este verso diario.

Yo siempre soy aquel niño bastardo
que no sabe lo que es vivir sin el misterio,
el que buscaba a su padre verdadero
y le abrazó, muy fuerte, a tu lado,
un bendito día la idea de escribir este poema
que como tú y yo y el camino y el cielo
no sabe lo que es no existir.

Tú querías un poeta loco en tu vida, y aquí me quedo.

 «El principio de todo» (fragmento)

Novedades

El camino de Angi, de Abel Santos

Nunca llegué a ninguna parte, de Alex Richter-Boix

Pack: Nunca llegué a ninguna parte + Lámina de caligrafía con versos de Álex Richter-Boix

Que no gruñan ni me salgan al paso los escribas pragmáticos
y los honrados lebreles eruditos;
que no se solivianten los defensores de los sagrados
derechos de la letra;
que se callen aquí los scholars,
los arqueólogos
y el intérprete del hotel.
Porque, ¿a quién fue, a vosotros o a mí, a quien Walt le dejó encomendada esta nota?
«Poets to come, arouse! for you must justify me.»
«Poetas del mañana, ¡levantaos! porque sólo vosotros debéis justificarme.»

León Felipe, Paráfrasis al Canto a mí mismo de Walt Whitman